Fotografía en las series de TV

Lo confieso, desde hace unos años paso más tiempo viendo series que películas. En parte admito que es por la pereza intelectual que me da ver cine del bueno, del que te hace reflexionar. Además en mi caso, al trabajar en el gremio, no puedo evitar analizar técnicamente todo lo que entra por mis ojos, lo que provoca un cansancio adicional. Excusas, al fin y al cabo.

Por otro lado, las series de televisión están viviendo una nueva época dorada y la cantidad de productos de calidad es abrumadora. Alejada completamente de las series ochenteras de bajo presupuesto que nos encandilaron en la niñez, la serie moderna – y con esto me centro fundamentalmente en el producto americano – tiene unas cotas de realización que poco tienen que envidiar a su hermano mayor el cine. En particular, el trabajo fotográfico de muchas teleseries es maravilloso.

Me gustaría dedicar una serie de posts a la fotografía de las series que voy siguiendo, empezando con mi último (re)descubrimiento: Roma. Es una serie de hace ya unos años a la que en su día no presté demasiada atención (por aquel entonces veía las series en televisión, dobladas y con los horarios que le apeteciera a la cadena). Aquí dejo algunas capturas que atestiguan su enorme calidad visual.